Criterios contables especiales

Consulta el Balance General y Estado de Resultados, con corte al 30 de junio de 2021 AQUÍ

En cumplimiento a lo previsto en el Criterio A-2 “Aplicación de normas particulares” referido en el artículo 195 de las Disposiciones de carácter general aplicables a las actividades de las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo, criterio que a su vez remite a la NIF B-9 “Información financiera a fechas intermedias” de las Normas de Información Financiera emitidas por el Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera, A. C., se revelan las siguientes notas a los estados financieros del mes de junio 2021.

El presente balance general contempla la aplicación de los “criterios contables especiales, aplicables a las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo con niveles de operación I al IV, ante la contingencia del COVID-19” y al impacto negativo que está generando en diversas actividades de la economía, emitidos por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el 23 de marzo de 2020 en el Diario Oficial de la Federación, con la intención de ofrecer a sus Socios flexibilidad de condiciones en materia de recuperación de créditos, mediante un programa de otorgamiento de plazo de espera para los préstamos que al 31 de marzo de 2020 hayan estado clasificados contablemente como vigentes, conforme a lo siguiente:

  1. En préstamos con pagos periódicos mensuales, el plazo de espera podrá ser de hasta por 6 meses.
  2. Para aquellos con pagos periódicos no mensuales y pagos únicos, cuya próxima fecha de pago se encuentre dentro del periodo de vigencia de este programa, el plazo de espera que se aplicará podrá ser hasta por un tiempo igual a la periodicidad de sus pagos, siempre y cuando dicho tiempo no sea mayor a 6 meses posteriores a la fecha originalmente programada de pago o 18 meses posteriores a la fecha de vencimiento, cuando se trate de créditos a pago único dirigidos al sector rural.
  3. Los pagos se reiniciarán una vez concluido el plazo de espera.
  4. El plazo de espera aplicará para el pago de capital e intereses.
  5. Los pagos no realizados se compensarán otorgando un plazo adicional a la fecha de vencimiento del préstamo, por el mismo número de pagos diferidos.
  6. El programa de apoyo terminó el 29 de julio de 2020.

Los criterios contables que se debieron aplicar conforme a los criterios contables vigentes fueron los siguientes:

  1. Para los créditos con pago único de principal al vencimiento y pagos periódicos de intereses, así como los créditos con pago único de principal e intereses al vencimiento, que sean renovados o reestructurados no se consideraron como cartera vencida en términos de lo establecido en el párrafo 65 del Criterio B-4 “Cartera de crédito” (Criterio B-4), contenido en el Anexo E de las Disposiciones.
  2. Los créditos con pagos periódicos de principal e intereses, que sean objeto de reestructuración o renovación, se consideraron vigentes, sin que les aplicasen los requisitos establecidos en los párrafos 68 y 70 del Criterio B-4, según fuera el caso.
  3. Los créditos que desde su inicio se estipule su carácter de revolventes, que se reestructuren o renueven dentro de los 120 días naturales siguientes al 31 de marzo de 2020, no se consideraron como cartera vencida conforme a lo establecido en el párrafo 66 del Criterio B-4.
  4. La aplicación del programa de otorgamiento de plazo de espera no implicó quitas, condonaciones, bonificaciones, o descuentos sobre el saldo del crédito para repercutir en menores pagos para los Socios, como mecanismo para fortalecer la liquidez de estos últimos, por lo que no se difirió la constitución de estimaciones preventivas para riesgos crediticios y se aplicó lo establecido en el Anexo C de las Disposiciones.

Los importes que se hubieran presentado en el balance general por tipo de cartera así como el nivel de capitalización de no haberse aplicado los criterios contables especiales, comparativamente con los registrados son los siguientes:

Concepto Saldos con criterios contables especiales
(cifras en miles de pesos)
Saldos sin criterios contables especiales
(Cifras en miles de pesos)
Créditos comerciales 0 0
Créditos de consumo 37,046,435 35,768,324
Créditos a la vivienda 4,023,057 3,891,570
Total cartera de crédito 41,069,492 39,659,894
Estimación preventiva para riesgos crediticios -2,994,756 -8,845,132
Total de cartera de crédito (Neto) 38,074,736 30,814,762
Nivel de capitalización 259.1460% 134.6476%

Caja Popular Mexicana manifiesta que se mantendrá funcionando durante 2021, y no prevé sufrir daños estructurales y/o financieros graves en el corto plazo que deriven en un cierre de sus operaciones como consecuencia de la crisis sanitaria por el Covid-19, sus afectaciones a la sociedad mexicana, y las finanzas de sus socios. La sociedad prevé las siguientes acciones para la mitigación de riesgos por el posible impacto de las condiciones adversas esperadas durante el presente ejercicio:

  • Para el incremento de cartera de crédito se están implementando estrategias que ayudarán y buscarán una mejora en la colocación, sin descuidar la calidad de la misma.
  • Como medida preventiva, se ve necesario analizar la opción de algún programa de fortalecimiento de capital, ya sea mediante Certificados de aportación excedente, actualización de partes sociales o fortalecimiento de remanentes logrados, pues existe la posibilidad de algún deterioro del Nivel de Capitalización ante el entorno económico incierto derivado de la crisis sanitaria, que se estima prevalecerá en 2021 y quizá 2022.

El presente estado de resultados contempla la aplicación de los “criterios contables especiales, aplicables a las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo con niveles de operación I al IV, ante la contingencia del COVID-19” y al impacto negativo que está generando en diversas actividades de la economía, emitidos por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el 23 de marzo de 2020 en el Diario Oficial de la Federación, con la intención de ofrecer a sus Socios flexibilidad de condiciones en materia de recuperación de créditos, mediante un programa de otorgamiento de plazo de espera para los préstamos que al 31 de marzo de 2020 hayan estado clasificados contablemente como vigentes, conforme a lo siguiente:

  1. En préstamos con pagos periódicos mensuales, el plazo de espera podrá ser de hasta por 6 meses.
  2. Para aquellos con pagos periódicos no mensuales y pagos únicos, cuya próxima fecha de pago se encuentre dentro del periodo de vigencia de este programa, el plazo de espera que se aplicará podrá ser hasta por un tiempo igual a la periodicidad de sus pagos, siempre y cuando dicho tiempo no sea mayor a 6 meses posteriores a la fecha originalmente programada de pago o 18 meses posteriores a la fecha de vencimiento, cuando se trate de créditos a pago único dirigidos al sector rural.
  3. Los pagos se reiniciarán una vez concluido el plazo de espera.
  4. El plazo de espera aplicará para el pago de capital e intereses.
  5. Los pagos no realizados se compensarán otorgando un plazo adicional a la fecha de vencimiento del préstamo, por el mismo número de pagos diferidos.
  6. El programa de apoyo terminó el 29 de julio de 2020.

Los criterios contables que se debieron aplicar conforme a los criterios contables vigentes fueron los siguientes:

  1. Para los créditos con pago único de principal al vencimiento y pagos periódicos de intereses, así como los créditos con pago único de principal e intereses al vencimiento, que sean renovados o reestructurados no se consideraron como cartera vencida en términos de lo establecido en el párrafo 65 del Criterio B-4 “Cartera de crédito” (Criterio B-4), contenido en el Anexo E de las Disposiciones.
  2. Los créditos con pagos periódicos de principal e intereses, que sean objeto de reestructuración o renovación, se consideraron vigentes, sin que les aplicasen los requisitos establecidos en los párrafos 68 y 70 del Criterio B-4, según fuera el caso.
  3. Los créditos que desde su inicio se estipule su carácter de revolventes, que se reestructuren o renueven dentro de los 120 días naturales siguientes al 31 de marzo de 2020, no se consideraron como cartera vencida conforme a lo establecido en el párrafo 66 del Criterio B-4.
  4. La aplicación del programa de otorgamiento de plazo de espera no implicó quitas, condonaciones, bonificaciones, o descuentos sobre el saldo del crédito para repercutir en menores pagos para los Socios, como mecanismo para fortalecer la liquidez de estos últimos, por lo que no se difirió la constitución de estimaciones preventivas para riesgos crediticios y se aplicó lo establecido en el Anexo C de las Disposiciones.

Los importes que se hubieran presentado en el estado de resultados por tipo de cartera así como el índice de capitalización de no haberse aplicado los criterios contables especiales, comparativamente con los registrados son los siguientes:

Concepto Saldos con criterios contables especiales
(cifras en miles de pesos)
Saldos sin criterios contables especiales
(Cifras en miles de pesos)
Créditos comerciales 0 0
Créditos de consumo 3,173,120 2,564,235
Créditos a la vivienda 195,604 152,557
Total de ingresos por intereses 3,368,724 2,716,792
Estimación preventiva para riesgos crediticios -609,872 -6,460,248
Nivel de capitalización 259.1460% 134.6476%

Caja Popular Mexicana manifiesta que se mantendrá funcionando durante 2021, y no prevé sufrir daños estructurales y/o financieros graves en el corto plazo que deriven en un cierre de sus operaciones como consecuencia de la crisis sanitaria por el Covid-19, sus afectaciones a la sociedad mexicana, y las finanzas de sus socios. La sociedad prevé las siguientes acciones para la mitigación de riesgos por el posible impacto de las condiciones adversas esperadas durante el presente ejercicio:

  1. Para el incremento de cartera de crédito se están implementando estrategias que ayudarán y buscarán una mejora en la colocación, sin descuidar la calidad de la misma.
  2. Como medida preventiva, se ve necesario analizar la opción de algún programa de fortalecimiento de capital, ya sea mediante Certificados de aportación excedente, actualización de partes sociales o fortalecimiento de remanentes logrados, pues existe la posibilidad de algún deterioro del Nivel de Capitalización ante el entorno económico incierto derivado de la crisis sanitaria, que se estima prevalecerá en 2021 y quizá 2022.